Cerrar política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.
 
 
INICIO
QUIENES SOMOS
     Saludo del presidente
     Saludo del presidente 2001/2013
     Objetivos y fines
     Organigrama
     Mapa de ubicacin
     Colaboradores
 
 
SERVICIOS Y ACTIVIDADES
     Formacin
     Jornadas
     Convenios colaboracin
     Proyectos
     Ayudas y subvenciones
     Legislacin
     Circulares informativas
 
NOTICIAS
PUBLICACIONES
     Asambleas
     Memorias
     Revista Sociedad Empresarial
     Guias Empresariales
PREMIOS Y GALARDONES
 
 
ENLACES DE INTERS
Las empresas espaolas infrautilizar los fondos destinados a formacin., Asociacin Empresarial Cinco Villas
  Noticias
Actualidad  AECV  Asociados  Ayudas  Comarca  Economa  Emprendedores  Ferias  Otras  Premios 
04/11/2009
Las empresas espaolas infrautilizar los fondos destinados a formacin.
La mayora de las pymes desconoce la existencia de las ayudas que la Administracin concede para mejorar la formacin de sus empleados y slo un mnimo porcentaje hace uso de ellas. Las causas hay que buscarlas en la falta de recursos propios, de capital y humanos.

El sistema de formación continua bonificada comenzó a funcionar en el año 2004 y se basa en poner a disposición de las empresas interesadas una cantidad de dinero público para financiar la formación de sus empleados, total o parcialmente. La dotación económica que recibe cada empresa para tal fin depende en parte de sus cotizaciones a la Seguridad Social y si no se usa durante el año, esa ayuda se pierde. En 2008 los recursos para formación totalizaron 575 millones de euros, una cantidad todavía pequeña si tenemos en cuenta que 1,4 millones de empresas (nada menos que el 88 por ciento) siguen sin participar en este sistema.
 
Esta es una de las principales conclusiones del informe que ha elaborado Garben a partir de los datos de la Fundación Tripartita y de la Agrupación de Empresas Garben. El informe señala que la mayoría de las pymes no parecen estar muy interesadas en formar a sus empleados, a juzgar por la pequeña proporción de empresas de menos de 10 empleados que sí utilizaron este tipo de fondos públicos. En 2008, sólo el 8 por ciento del total de este tipo de empresas, apenas 121.821, usó parte de estas ayudas. El dato es sorprendente si se tiene en cuenta que en el caso de empresas de menos de 10 empleados, la formación pública es totalmente gratuita. El porcentaje sube hasta el 37 por ciento en el caso de las pymes de 10 a 250 trabajadores. Cifras todavía muy lejanas al 81 por ciento de grandes empresas (más de 250 trabajadores) que hicieron uso de los fondos para formación. “Esto resulta paradójico, ya que este sistema tiene como principal objetivo mejorar el acceso de las empresas, especialmente las pymes, a la formación”, señala Manuel Garrido, presidente del Garben. “Las causas que explican esta situación son el desconocimiento de la existencia de estos fondos y la falta de recursos propios, de capital y humanos, para utilizarlos”
 
Aumenta el interés
 
De todas formas, el informe señala un aumento del interés de las pymes por este sistema de formación, ya que en 2005 sólo el 2 por ciento de las empresas de menos de 10 trabajadores participó en el sistema. En comparación con aquel año, se han sumado 93.390 empresas de este tipo al sistema de formación pública, mientras que 45.974 compañías de entre 10 y 250 trabajadores han hecho lo propio en estos años. Otra de las situaciones que revela el informe es que las empresas que participan de este sistema consumen en un alto porcentaje de los fondos que se les destinan. En 2008, las empresas que financiaron su formación con estas dotaciones consumieron el 67,8 por ciento del crédito disponible, 390,4 millones de euros, y el 98 por ciento de ellas lo hizo a través de entidades colaboradoras. Las cifras revelan, además, un mayor uso de los fondos por parte de las pymes. Las de menos de 10 trabajadores consumieron el año pasado el 79,5 por ciento del crédito que tenían a su disposición. Mientras, en los otros dos grupos de empresas del estudio, los porcentajes de fondos consumidos son inferiores: entorno al 70 por ciento en el caso de las de más de 250 empleados y entre el 50 y el 60 por ciento en las del tramo intermedio. Según Garrido, “estos datos vienen a demostrar que éste es un buen sistema para las pymes. Es sencillo, flexible y ofrece hasta el cien por cien de financiación para las acciones formativas de las pequeñas empresas. Las pymes son libres de elegir cuándo, cómo y dónde forman a sus empleados. Otra ventaja añadida de este modelo es la figura de la entidad organizadora, que permite la agrupación de empresas en busca de ahorro de costes y mejora de la calidad, y que es la más utilizada por todas las empresas”.
 
Formación presencial, de inglés, para mujeres de 26-45 años
 
Los datos de la Fundación Tripartita también revelan que apenas han variado las modalidades formativas y los contenidos preferidos por las empresas, mientras que las cifras de la Agrupación de Empresas Garben muestran algunas divergencias. Para la Fundación Tripartita, las modalidades de formación preferidas serían la presencial (65 por ciento) y a distancia (21 por ciento), frente las modalidades mixta (6 por ciento) y de ‘tele-formación’ (7 por ciento). La variación respecto a 2005 se centraría en la mayor importancia de la formación a distancia, que entonces sólo suponía el 13 por ciento. Esto difiere de los datos de las empresas de la Agrupación Garben que, de manera mayoritaria, optaron por la formación presencial (70por ciento) y por la ‘online’, en un 30 por ciento.
 
En cuanto a los contenidos formativos más demandados por las empresas, no han variado mucho en los dos últimos años. Los ‘rankings’ temáticos del informe de Garben en 2005 y 2008 colocan a los idiomas, sobre todo el inglés (16 por ciento), la prevención de riesgos laborales (4,5 por ciento), las habilidades directivas y la gestión de recursos humanos (5 por ciento), y la ofimática e informática de usuario (3 por ciento) como las materias principales a las que se destinan los fondos de formación continua bonificada. Tampoco ha habido mucha variación en el perfil sociolaboral de las personas formadas: las mujeres reciben entre el 40 y el 43 por ciento de la formación, y el grueso de las personas beneficiadas con estos programas estaría en la franja de edad de 26 a 45 años (70 por ciento). Respecto a su categoría profesional, un 20 por ciento de la formación se imparte a trabajadores no cualificados, un 40 por ciento a trabajadores cualificados y el restante 40 por ciento a partes iguales entre técnicos y mandos intermedios y directivos. Si se tiene en cuenta el nivel de estudios, el 35 por ciento tienen estudios medios, el 25 por ciento titulaciones básicas, un 30 por ciento título universitario, y sólo un 2 por ciento no tendría estudios.
   Ms noticias de inters
22/10/2009 Las reclamaciones aumentan con la crisis, est su PYME preparada?
22/10/2009 Telefnica lanza un ADSL sin lnea telefnica ni cuota de abono por 32,9 euros al mes
05/10/2009 Qu aportan los sistemas de gestin medioambiental?
25/08/2009 Una retirada a tiempo de un producto es una victoria para la empresa
25/08/2009 Negociar bien es negocio
24/08/2009 Cinco motivos para irnos de vacaciones
29/08/2008 Curso Nivel Bsico de Prevencin - Sector Construccin
28/08/2008 Reconocer un infarto cerebral
  C/Doctor Fleming nº 30 de Ejea (Zaragoza) ESPAÑA. Tel. 976 66 18 92 Política de privacidad. Asociación empresarial de las Cinco Villas