La Economía del Bien Común se asienta entre las empresas españolas


 

Es un hecho que los consumidores cada vez valoran más que las empresas se comporten de una manera social y medioambientalmente responsable.

Por otro lado, es evidente que, al ritmo actual de consumo de recursos naturales, éstos se agotarán de forma rápida dejando, además, una ingente cantidad de residuos difícilmente gestionable.

Además, las condiciones laborales de los trabajadores hacen que la desigualdad en el mundo crezca de una manera que nos devuelve a épocas de la Historia que creíamos superadas.

Por ello, la Economía del Bien Común propone medir de una manera comparable la forma de comportarse de las empresas en aspectos sociales y medioambientales, sin olvidarse de la componente económica, de la que, obviamente, depende la supervivencia de la empresa.

Para conseguirlo, la Economía del Bien Común, se basa en los mismos valores que hacen florecer nuestras relaciones: confianza, cooperación, aprecio, democracia y solidaridad. No olvidemos que según recientes investigaciones científicas conseguir buenas relaciones es la mayor fuente de motivación y felicidad de los seres humanos.

Poner en valor el beneficio social que la empresa vuelca en la sociedad permite desplazar el beneficio financiero como último objetivo convirtiéndolo en un medio para lograr rentabilidad, y no en un fin en sí mismo.

Poco a poco esta forma de entender la economía va haciéndose sitio entre las empresas españolas, tres ejemplos de dichas empresas son:

·         La Fageda: Empresa de productos lácteos radicada en Santa Pau (Girona) que tiene casi trescientos trabajadores, la mayoría de ellos que sufren discapacidad intelectual o trastornos mentales severos. http://www.fageda.com/es

·         Koralium: Empresa zaragozana que comenzó creando una tienda online de venta de productos de comercio justo, ecológicos y ambientalmente responsables. Desde hace unos meses disponen de tienda física en Zaragoza. http://www.koralium.es/

·         Oceanográfica: Empresa de artes gráficas canaria cuyo apuesta por los valores de la Economía del Bien Común no ha hecho disminuir nada la calidad de sus trabajos. Han recibido numerosos premios que avalan esta decisión. http://www.oceanografica.com/